Agregar un producto al carrito sin hacer una actualización de la página no es complicado, si tienen algunos conocimientos básicos de jQuery. Lo que hay que hacer es colocar el identificador del producto (y, opcionalmente, las variantes de los productos seleccionados, si los tiene) a una URL que devuelve unos datos en formato JSON. Para hacer esto nos vamos a la plantilla ¨product¨ e identificamos el botón que realizará la acción de agregar al carro.
1
<a id="btnAddToCart" href="#">AGREGAR AL CARRITO</a>
Tengan en cuenta el identificador “btnAddToCart” que hemos añadido al botón. Vamos a utilizar esta opción para agregar un controlador de clic al botón. También vamos a añadir una pequeño div en el que podemos mostrar información como “Hay 3 artículos en tu carrito” después de la llamada AJAX . Pueden colocarlo en donde mas les guste.
1
<div id="cart_content"></div>
Hay algunas cosas que hay que prestar atención para hacer que esto funcione. 1. estamos utilizando variables de plantilla como {{productid}}. Eso significa que tienes que colocar el código JavaScript en la plantilla “product”. 2. no se olviden de enlazar una versión reciente de jQuery antes de cargar el código de jQuery. Esta es la llamada AJAX escrita en jQuery, se puede modificar como a ustedes les quede mejor.
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
32
33
34
35
36
37
38
39
40
41
42
43
44
  <script>
    $(document).ready(function(){
      $("#btnAddToCart").click(function(){  //evento click del botón
      var productId = {{productid}}; //obtenemos el id del producto
      var elementClicked = $(this);
      var ajaxCallUrl = "/cart/add/" + productId + "/ajax"; //creamos la url de la llamada AJAX
       
     
       
      $.ajax({
          url: ajaxCallUrl,
          datatype: 'json',
          data: {
          //enviamos los datos de las variantes
          {% for varianttype in variants%}
          variant_{{ varianttype.id }} : $("#variant_{{ varianttype.id }}").val(),
          {% endfor %}
          },
          success: function(response) {
           
             if(response.status == true)
            {
                if(response.items_quantity == 1)
                {
                    //Actualizamos el contenido del carro de compras
                    $("#cart_content").text("1 producto en el carrito!");
                }    
                else
                {
                   
                    $("#cart_content").text(response.items_quantity + " productos en el carrito");
                }
            }
            else
            {
                alert('Error: algo salio mal!');
            }
          }
      });
      return(false);
    });
});
   
  </script>
Haciendo la llamada a /cart/add/{{productid}}/ajax devolverá un resultado en formato JSON como este:
1
{"status":true,"message":"Product successfully added to cart.","id":"5","items_quantity":6}
Si necesitan ayuda adicional, pueden ponerse en contacto con el soporte y nosotros le ayudaremos con cualquier problema.
Shoopme te permite integrar tu tienda online en Facebook usando tu propio diseño y así vender los productos de tu tienda. Te mostramos como activarlo: 1.- Ve a la pestaña de “Marketing” y elige Facebook. 2.- Vincula tu cuenta con facebook. facebook_1 3.-Una vez activado verás la pantalla que está debajo, sigue las instrucciones que indica ahí: a-Agrega nuestra aplicación a tu página de facebook b.-Selecciona la pagina en donde quieres mostrar tu tienda. c.-Elige una plantilla. facebook_2 Además, puedes crear nuevas plantillas y personalizar un nuevo diseño para la tienda de facebook, agregar modulos, etc. Al finalizar podrás ver tu tienda en tu pagina de facebook. facebook_3  
En el comercio electronico es importante mantener un especial cuidado a la seguridad de las transacciones, pagos y datos. Una de las medidas activas en las tiendas creadas con Shoopme, es el uso de conexiones seguras tipo SSL con certificado; las cuales son un estandar y de uso obligado en toda web que transfiera algun tipo de datos sencibles y/o relevantes. Las conexiones SSL usan una encriptacion con un codigo especial y aleatorio que se sincroniza entre el servidor seguro y la computadora del visitante. Asi, si la comunicacion se intercepta en el camino, no se podra saber la clave y por ende romper la encriptacion. Si usted deseara instalar unatienda en linea por su cuenta, deberia realizar complicadas instalaciones tecnicas, instalar complementos de servidor, verificar la compatibilidad, abonar el certificado SSL (con precio mensual en dolares), etc.
La conexion segura SSL y el certificado, se incluye en todas las tiendas de comercio electronico que se crean en Shoopme, asi liberandolo de cuestiones tecnicas y reduciendole costos de forma considerable.
Recuerde visitar nuestra web y blog para mas info: www.shoopme.com
En internet la disponibilidad de una web debe ser las 24hs los 7 días de la semana y sin fallas los 365 días que tiene el año… se lo conoce como disponibilidad 24x7x365 y al “tiempo de conexión” o “tiempo en línea” se lo llama uptime y lo contrario (el tiempo que un sitio está desconectado) se lo denomina downtime.

¿En qué afecta esto mi negocio?

Lo llevemos a un ejemplo más práctico y cercano. Tenemos un negocio que vende productos electrónicos, vamos a suponer que son televisores, y da que tenemos algún problema con la energía electrica y sufrimos un apagon… ¡Ok! cosas que pasan. Pero este inconveniente con el suministro electrico nos lleva una hora, dos, tres, ¡incluso días! Nuestros televisores estarán apagados y no los podremos mostrar funcionando a nuestros clientes, no podremos facturar con nuestro sistema, no funcionará el posnet, tampoco podremos refrescar el ambiente con acondicionadores de aire, etc. Debemos de cerrar el local, definitivamente.

En Shoopme alojamos nuestro servicio en uno de los centros de datos más destacados del mundo

Con conexión a nivel mundial, balance de carga, sofocar incendios, soporte de energía redundante, alta disponibilidad mayor al 99.9% del tiempo, centros de datos interconectados en diferentes paises al rededor del mundo, y un sin número de controles tanto técnicos como certificaciones de calidad que garantizan el cumplimiento del servicio. Alojamos nuestra plataforma y sistemas en Amazon (ver más), lider mundial en alojamiento de cloud computing (o computación en la nube), con la máxima disponibilidad tanto en conectividad, energía, soporte técnico, etc. Esto, claro está, no es posible lograrlo con una computadora alojada en su local u oficina, y muchas veces tampoco en proveedores de hosting que son revendedores o no tienen acceso a configuraciones avanzadas, por lo que dependen de otras partes para poder realizar soluciones a los problemas que se presenten.
Es por eso, que alojando su sitio de ventas y comercio electrónico en Shoopme, usted podrá abrir su nueva sucursal virtual durante las 24hs, sin preocuparse de aspectos técnicos avanzados, caída del sitio o problemas de conectividad y horarios, sea que venda en su zona o del otro lado del mundo.
   
Encontrar una plataforma para crear una tienda online no es fácil. Se puede elegir entre tomar la ruta de OpenSource  o se puede optar por una aplicación SaaS totalmente alojada. Las 2 opciones tienen sus ventajas y desventajas. En este artículo voy a tratar de aclarar las diferencias entre ambos para ayudar a decidir cuál es la mejor para sus proyectos. Open Source:
  • Una plataforma OpenSource no es gratis!!
Es una de las primeras ideas equivocadas que se tiene a la hora de elegir una plataforma de e-commerce open source. Una gran ventaja es que se puede descargar e implementar de forma gratuita (Ej: Prestashop,Magento,OpenCart,Oscommerce,etc). Eso significa que no se tiene que pagar una licencia para descargar o utilizar el software. Pero también significa, que ustedes son los responsable de instalar, mantener, asegurar y configurar el software en sus propios servidores. A menos que tengan conocimientos técnicos y sean una persona con mucho tiempo libre, para ocupar ese tiempo para crear su tienda online con una plataforma open source. Para la mayoría de la gente, el tiempo es algo valioso y si tienen un cliente, tendrán que cargar esa responsabilidad, todo el tiempo que les lleve la implementación de la tienda online, con una plataforma de código abierto. Si no tienen conocimientos técnicos, tendrán que contratar a un diseñador web o programador que pueda hacerse cargo de éste trabajo por ustedes. En el momento en que se tiene que dedicar mucho tiempo y trabajo, el open source no es tan “gratis” como se piensa que es.
  • Pero, ¿cómo una plataforma hospedada puede ser más rentable que la de código abierto?
Como  decíamos anteriormente, el código abierto no es gratis. A menos que ustedes estén haciendo todo el trabajo de crear la tienda online y su tiempo no valga un centavo. Incluso si ustedes se encarguen de instalar, mantener, asegurar y configurar el software, todavía tienen que pagar el Hosting, certificados de seguridad SSL y lo peor de todo, otra vez pasar el tiempo del mantenimiento de la aplicación “gratis”, cada vez que sale una nueva actualización. Una simple comparación A ver, si definimos las tareas básicas que uno tiene que hacer frente cuando se utiliza una plataforma open source: -Instalar y configurar la plataforma: 1-2 horas -Comprar e instalar un certificado SSL x un año: 1 hora (cuesta entre US$ 20  y US$150 $ por año) -Costo de Alojamiento – Hosting:  aproximadamente US$100 al año (algo barato) -La renovación del certificado SSL todos los años (1 hora) -Actualización del software cada vez que sale un parche cada pocos meses (4 horas) Por supuesto, los precios dependerán de dónde lo compren, y todavía falta fijar el precio por hora del encargado desarrollar todas éstas tareas. Precio por hora de una Desarrollador web: US$15 (algo aproximado) 8 * US$15 + US$100 + US$30 para el SSL =$ 250 dólares. Éstos son los costos iniciales sólo para tener funcionando su tienda online con una plataforma OpenSource, y no estoy exagerando, ya que he realizado este trabajo muchas veces. Por supuesto, esto es sólo una estimación para mostrar que hay costos asociados, cuando se elige una plataforma open source, a diferencia de lo que muchos clientes tienden a pensar. Por ese precio pueden tener una tienda online que se ejecuta en Shoopme durante casi 1 año y medio, sin tener que pasar por la molestia de implementarlo. Por ejemplo, esto es lo que una cuenta en Shoopme le costaría: -La creación de su tienda: 5 minutos, el precio comienza en $ 14,99 por mes. -Instalar SSL en tu página de pago: no es necesario, ya está incluido. -Alojamiento de tu tienda: incluido en todos los planes. -La renovación del certificado SSL todos los años: nosotros nos encargaremos de que así sea. -Actualización / parche en el software: lo realizamos nosotros.
  • A veces, el código abierto es mejor
Una Plataforma OpenSource es sin duda la mejor opción si tienen la capacidad de desarrollar su propio código dentro de la plataforma open source que hayan elegido. Por ejemplo, si no están satisfechos con la forma en que el proceso de pago está trabajando, ustdes pueden programar y cambiar el código, todo esto si están dispuestos a poner en las horas y el dinero para hacerlo. Cuando se utiliza una solución Saas alojada, no se puede cambiar el software por la sencilla razón de que no se puede cambiar el código fuente del software hospedado. Eso es lo que  un equipo detrás de la aplicación está haciendo. Por otro lado, eso significa que no tienen que preocuparse acerca de los errores o mejoras en el software.
  • Es una solución hospedada lo suficientemente flexible como para mí?
Esto depende. Lo que puedo decir, es que Shoopme se centra en hacer que sea muy fácil para un diseñador web crear tiendas online para sus clientes y diseñar plantillas únicas para ésta. Diseñando sus propias plantillas con Shoopme es muy fácil, en comparación con los sistemas complejos que muchas plataformas open source ofrecen. Muchas de éstas plataformas suelen ser demasiado grandes y demasiado complejas para pequeñas y medianas empresas. Sin embargo, si tu negocio requiere una tienda online con cierto grado de complejidad, las plataformas de codigo abierto son una buena opción.
  • En conclusión: la mejor solución es …
No hay una respuesta simple. Lo mejor que pueden hacer, para elegir una plataforma de e-commerce para su negocio o proyecto, es conseguir información real sobre lo que necesitan para la tienda y de ahi analizar que plataformas les conviene usar. En Shoopme, tratamos de informar a todos los que se ponen en contacto con nosotros acerca de las ventajas y desventajas de elegir una determinada plataforma. Al final, los únicos que pueden decir lo que es mejor para ustedes, son ustedes. Antes de elegir una plataforma, infórmense acerca de los pros y los contras de cada una, para que puedan tomar la decisión correcta.
Triunfar en el mundo del e-commerce es el sueño de cualquier persona, fundamentalmente porque se ha instalado, en la mayoría de ellas, la idea de que el negocio funcionará por su cuenta, como un ente independiente, y sus creadores podrán vivir de los ingresos que se generan sin tener que hacer nada más que haber dado los primeros pasos. Lógicamente, incurren en un error que les costará el proyecto. Uno de los ítems fundamentales del comercio electrónico es poder obtener la confianza de los usuarios. La importancia de esto radica en que, como ya debes saber, la red está llena de comerciantes estafadores que prometen y no cumplen, pero se quedan con el dinero y la ilusión de sus clientes. Muchos usuarios han pasado por este tipo de situaciones y, si no lo hicieron, seguramente teman que les suceda. Si bien nunca se puede garantizar en el e-commerce una verdadera transparencia, a no ser que se trate de una reconocida firma, sí se pueden tener en cuenta algunos detalles que los potenciales clientes sabrán valorar:
  1. Muestra profesionalismo. Incluye en la página web de tu negocio un formulario serio de contacto, ofrece un chat online y brinda un número telefónico y dirección postal de contacto. La gente aún descree de lo que no ve u oye, por ello este tipo de datos disminuirán la desconfianza.
  2. Puedes utilizar mails automáticos para confirmar la recepción de una consulta, por ejemplo, pero trata de redactar lo más individualmente posible el resto. Esto significa que seas capaz de personalizar los mensajes, que una clienta no reciba un “Estimado cliente” como encabezado ni información que en realidad no sea la que está buscando.
  3. Si estás desesperado por realizar ventas porque no estás teniendo un buen período, no pienses en hacer ofertas escandalosas que no existen en el mercado, trata de manejarte siempre con precios reales y, a lo sumo, bonificaciones del 15% o 20%. De lo contrario, tus potenciales clientes pensarán que el producto jamás les llegará y no se arriesgarán, salvo raras excepciones.
 

¿Y si empezamos a la inversa?

Hemos dicho en posteos anteriores que es muy importante trazar el perfil de los potenciales clientes que podrían adaptarse al producto o servicio. Sin embargo, continúan llegando consultas de personas que no tienen definido qué ofrecer mediante e-commerce pero están seguras de que quieren dedicarse a ello. ¿Qué hacer, entonces? En primer lugar, no entrar en la desesperación típica de cuando no sé sabe qué camino tomar. No todo está inventado y, si lo está, existe un sinnúmero de maneras para encararlo. En segunda instancia, podríamos comenzar a pensar a qué público queremos apuntar. De la misma forma que explicamos anteriormente cómo trazar el perfil del potencial cliente de nuestro producto, habría que evaluar a qué público queremos apuntar. Este camino “a la inversa” puede resultar incluso más sencillo de lo que parece. En el comercio electrónico, como ya dijimos, los perfiles son fundamentales. Para delimitar un público objetivo, podemos hacer un estudio de las personas que más consumen productos o servicios por e-commerce y empezar a trabajar desde allí. Supongamos que esa franja fuera de sexo masculino, de entre veinte y treinta años de edad, solteros y sin hijos, pensando en personas que residan en nuestro país para no complicarnos en nuestros primeros pasos. Bien, ahora habrá que ver qué pretendemos del negocio nosotros mismos. ¿Queremos vender productos o servicios costosos que nos aseguren que una o dos ventas mensuales, para empezar, nos salvarán? ¿O preferimos realizar muchas ventas más económicas para asegurarnos que nos conozcan, que nos recomienden y que vuelvan? Por otra parte, ¿cuánto tiempo por día piensas dedicarle al proyecto? ¿Cuál es el tope de inversión monetaria que pretendes realizar? Una vez que recopilamos y organizamos esta información, lo demás será dejar que la creatividad fluya. Es posible que el primer día aparezcan en tu mente un montón de ideas que irás desechando paulatinamente por distintos motivos. Pueden pasar varios días, puede pasar un mes, lo importante es que el producto o servicio que decidas ofrecer verdaderamente te contente. Sino, estarás perdiendo tiempo, dinero y expectativas, mientras un universo de e-commerce potencialmente exitoso te espera del otro lado del monitor.  

Competencia en e-commerce

Hasta hace algunos años, si decidías poner una tienda, te bastaba con dar una vuelta por el centro y mirar las vidrieras para observar qué productos nuevos traía la competencia, si estaba realizando algún tipo de oferta, que tan llenos estaban sus negocios y demás. Hoy, aunque pareciera que todo se ha simplificado con Internet, por el contrario se ha diversificado todo tanto que cuesta un poco más seguirle el ritmo a quienes pueden llegar a ser nuestra competencia. Sin embargo, tu propio negocio tiene las mismas posibilidades de diversificarse que las demás, pero para ello debes tener en cuenta tres puntos básicos: Identificar a la competencia: busca en los mayores directorios a todas las empresas y comerciantes que potencialmente pudieran ser tu competencia. Trata de ser coherente y no te compares con corporaciones desmedidas, escoge aquellas con las que verdaderamente estés a la par. El local: antes, importaba si un local era grande, chico, qué iluminación tenía, cómo estaba decorado, etcétera, para saber qué tanto podíamos competir con él. En el e-commerce, los locales no existen –a excepción de las empresas que actúan en el mundo “real” y amplían su horizonte con el comercio electrónico-, pero existen las páginas web. Mira las páginas web de tu competencia para conocer el estilo, la usabilidad y todo lo que te llame la atención, pero jamás copies nada: mejóralo. Lo importante es que superes a la competencia, no que tu negocio parezca la línea alternativa de otro. La atención: antes había que contratar a los mejores vendedores para conquistar a los clientes. Hoy, necesitas de los mejores operadores, cuya “buena presencia” no se ve mediante internet ni interesa tanto que sonrían, pero sí que sepan decirle a quienes están interesados en lo que ofrecemos, que están en el lugar indicado. Del mismo modo que anteriormente sucedía, cuando muchas personas atendían sus propios negocios, puede suceder con el e-commerce, así que si serás tú el operador trata de tomar algún curso online sobre atención al cliente de comercio electrónico.

Redes sociales y e-commerce

Las redes sociales son el nuevo canal de comunicación de las personas. Para la comunidad virtual, no existes si no estás en ella, lo que significa que tampoco existirán los productos y servicios que ofrezcas mediante e-commerce. Sin embargo, debes utilizarla optimizando sus posibilidades, tratando de mostrarte profesional y llegando a la mayor cantidad de personas que puedas. Aquí te damos algunos consejos para que hagas un buen uso de las redes sociales que beneficien tu e-commerce: -          Crea perfiles profesionales, pero aprovecha los personales. Si te llamas Juan Pérez y tienes cuentas con ese nombre pero comercializas con la marca JNPZ, es importante que JNPZ tenga su propia cuenta, aunque también le hagas propaganda a través de la tuya. -          Recuerda siempre que el contenido de los mensajes debe estar adaptado al perfil de los potenciales consumidores del producto o servicio que ofreces. No sería apropiado emitir mensajes formales para un público adolescente, por ejemplo. -          Para que tengas seguidores o amigos en las redes sociales no debes remitirte exclusivamente a lo comercial. Si bien es una herramienta ideal para publicar ofertas, también debes proveer información relevante para el tipo de personas que podrían consumirlas e ir alternando. Prácticamente no hay personas que sigan a una cuenta para que diariamente se les recuerde qué pueden comprar y cómo. -          Crea promociones especiales para seguidores y amigos de las redes sociales. Descuentos, 2×1, regalos y hasta sorteos entre los participantes de las cuentas de tu e-commerce pueden ser muy tentadores tanto para los usuarios ya captados como para captar nuevos, potencialmente clientes. -          Tómate un buen tiempo y mucha paciencia para realizar una búsqueda minuciosa de usuarios con perfiles que podrían interesarse en lo que comercializas e invitarlos a sumarse como amigos o seguidores. Nadie o casi nadie llega por sus propios medios a una cuenta desconocida, y esta es la única y mejor forma de salir a la luz en el universo de las redes sociales.

E-commerce: ¿por qué se fracasa?

Hemos dicho anteriormente que es muy sencillo triunfar en el universo del comercio electrónico. Sin embargo, con solo dar un paseo por la web nos encontraremos con numerosos casos de e-commerce fracasados. Entonces, ¿es tan sencillo? Nosotros seguimos insistiendo con que sí lo es, pero no por capricho, sino por conocimiento. Por esto, analizaremos cuáles son las causas por las que la mayoría de los emprendedores no logran cumplir con sus objetivos.
  1. Planteamiento de objetivos. Todos soñamos en grande, pero en el mundo comercial, y particularmente en el e-commerce, no podemos ir acelerados. Es preferible ir poniéndonos objetivos pequeños y a corto plazo, que inmensos e inalcanzables, ya que, ante esto, nos desanimaremos y es posible que abandonemos antes de planear otra estrategia.
  2. Usabilidad. Si la plataforma mediante la cual ejercemos el comercio electrónico no es llevadera para los usuarios, es posible que busquen otra, ya sabemos que si hay algo que sobra es la competencia. Por ello, debemos lograr que la página sea entendible, que las letras sean legibles, que los botones sean claros y que, además, sea atractiva visualmente.
  3. Falta de estrategias. Muchas personas piensan que por el dinamismo de internet, el e-commerce sigue su curso aunque nosotros estemos quietos. Esto es completamente falso. Como todo negocio, hay que atenderlo y realizar inversiones de tiempo y dinero, pese a que en este caso la inversión económica sea inferior.
  4. Carencia de retroalimentación. En el comercio electrónico no basta con concretar la venta, hay todo un trabajo tanto en el proceso de la venta como posterior que nos ayudará a conservar a los clientes y que nos recomienden. Responder a todas las consultas, confirmar la llegada de mails y de transferencias, consultar si el envío llegó correctamente y realizar una encuesta de satisfacción deberían ser obligaciones del buen comerciante electrónico.
Teniendo en cuenta los errores de los demás, e incluso los propios si ya hemos pasado por esto, el camino al éxito es mucho más sencillo.

No tiene que preocuparse por instalar, actualizar y asegurar ningún software, con Shoopme
puede dejar eso a un lado y centrarse más en diseñar las tiendas online para sus Clientes.